domingo, 12 de junio de 2016

COLMILLO BLANCO, DE JACK LONDON. Susaeta Ediciones.

Las auroras boreales danzan fantasmales en el inmenso cielo que me cobija.
La bestia jadea agonizante, y me siento poderoso arrebatándola la vida, sintiendo en mi hocico el calor de sus entrañas aún calientes.
Huele a sangre y tierra mojada aquí en las salvajes tierras del Yukón.
Mia Tuk me dice el hombre indio.


A. Ayerbe


Mia Tuk, más conocido como Colmillo blanco, es el nombre que el viejo indio Castor Gris le dio al lobo protagonista de esta eterna historia.
Los papeles se intercambian contradiciendo tópicos de aquella época. Asi pues, Jack London nos muestra que lo salvaje es bello y puro, en contraposición a lo peligroso y cruel de lo civilizado. Una maravillosa historia, donde la naturaleza y la nobleza de un lobo aleccionan a la prepotente y destructiva actitud del hombre.
Los más cercanos a mi conocen bien la carga emotiva que hay en este trabajo, y que se resume perfectamente en las primeras líneas del libro, dedicadas a quien seguro brilla ahora en el cielo que me cobija.












4 comentarios:

  1. Mi enhorabuena por el gran trabajo. Ilustraciones para quitarse el sombrero. Un saludo Alberto

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias compañero, pero entre nosotros no hay sombreros!!! Un abrazo amigo mío!!!

    ResponderEliminar
  3. Impresionante trabajo Alberto, me encanta!! Eva

    ResponderEliminar